Isabel Coixet defiende que para que un rodaje no pierda la intensidad necesaria es importante que continue el fin de semana. Ése fue el momento que consideraron ideal para convocar a la prensa y compartir sus impresiones con nosotros, dos semanas después de iniciado el rodaje de su nueva película “Ayer no termina nunca”.

El lugar, una tradicional población de la Catalunya central: Igualada. En palabras de la directora “aquí encontramos lugares conservados en el tiempo, y no como en las grandes ciudades como Barcelona o Madrid, donde lo renuevan todo constantemente”. Otro motivo es que a poca distancia reunían una buena diversidad de localizaciones.

 

"Ayer no termina nunca" Isabel Coixet Javier Cámara Candela Peña

En un ambiente muy distendido, gracias a la evidente buena química existente entre los tres, la directora y Javier Cámara y Candela Peña, los dos actores principales, nos hablaron del proyecto hasta donde pudieron… Por expreso deseo de Isabel, todos los implicados en el proyecto han firmado una cláusula de confidencialidad respecto al contenido de la historia. La directora catalana considera que el espectador actual recibe demasiada información, que hay una “saturación enfermiza de información” y que va a intentar sorprender al público con algo inesperado.

De entre lo poco que se ha querido que trascienda del film, se avanzan dos apuntes: la vuelta al mundo de “Mi vida sin mi” (2003), y las previsiblemente duras consecuencias que la actual crisis provocará en nuestro futuro cercano. No por casualidad, estas pistas revelan dos de las señas de identidad del cine de Coixet: el protagonismo de la pareja y el excesivo peso de un pasado no muy lejano, y que aquí incluso se plasma en el título.

Isabel Coixet (I.C.): “El universo de la pareja es perfecto para explorar el universo general y también es perfecto para ejemplificar a dos maneras de mirar el mundo y de lidiar con el pasado. Con lo que les ocurre a ellos.

La pareja protagonista

Isabel ya había trabajado con Javier Cámara en “La vida secreta de las palabras” (2005) y en “Paris, je t’aime” (2006). Sin embargo, con Candela sólo había rodado un spot. Aun así, la directora confesó que llevaba tiempo dando vueltas a la idea de reunirlos en una película suya. Concretamente, tras la química desprendida entre ambos hace casi 10 años, en “Torremolinos 73” (Pablo Berger, 2003). Casualmente, el mismo año de “Mi vida sin mí”.

"Ayer no termina nunca" Isabel Coixet Javier Cámara Candela Peña

I.C.: Javier y Candela dijeron que sí antes incluso de leer el guión. Todo fue muy fácil para ponernos de acuerdo, incluso en fechas para rodar.

Javier Cámara (J.C.): No podía imaginar mejor directora y mejor compañera para este proyecto. Con Candela hemos disfrutado de un reencuentro precioso.

Candela Peña (C.P.): Quería que mi destino me llevase a Isabel y está siendo un regalo demasiado grande. Me siento como Gena Rowlands.

El pasado

La acción se sitúa en el año 2017 y sobre ella se proyecta, desde nuestro presente, una realidad muy predecible según Coixet, y que es consecuencia directa de los duros acontecimientos que estamos viviendo en la actualidad a nivel económico y social. Aparece la nueva inmigración que muchos trabajadores se estan viendo obligados a realizar con Alemania como destino. Nuestro presente, constituirá un dramático pasado que se desvela al iniciarse el film, y que define toda la película a partir de esa premisa. Oportunamente, Isabel aclara que no hay ninguna enfermedad terminal de por medio, por la referencia apuntada a la película protagonizada por Sarah Polley.

I.C.: La película esta dedicada a una persona que me ha animado mucho a contarla. Ver cómo esta persona ha lidiado con un pasado con el que es muy difícil hacerlo me ha ayudado a ver cómo tratarlo. Según algunos, con el tiempo se aprende a colocar ese pasado en algún lugar, pero por mucho que queramos evitarlo siempre está ahí.

I.C.: Es como cuando yo intento hacer una comedia loca. Nunca lo consigo porque lo que me sale es otra cosa.

"Ayer no termina nunca" Isabel Coixet Javier Cámara Candela Peña

El momento

Tanto la directora como los actores, hicieron hincapié en el deseo de Isabel de plasmar en este proyecto la necesidad de compartir una opinión acerca del preocupante momento que nos está tocando vivir.

I.C.: Sentía q no debía dejar pasar el momento sin decir algo al respecto, sin dar una opinión sobre lo que va a pasar.

C.P.: Isabel lo tenía claro, y para ello valía la pena invertir cualquier esfuerzo en el empeño.

J.C.: Es una película necesaria.

El guión

Isabel empezó a trabajar esta historia ciñendo “el 90% del guión” a situaciones que sólo involucran a la pareja protagonista, sin apenas intervención de terceras personas. Los llamó “J” y “C”, y una vez contó con la ventaja de poder ponerles cara definitiva a sus personajes, concluyó su escritura a finales del reciente mes de agosto.

C.P.: Con Javier habíamos trabajado en una historia complicada. Pero ésta la supera.

J.C.: Desde que empezamos a leer y a ensayar no podíamos parar de hablar de la historia. Cuenta el reencuentro de dos personas tras determinadas circunstancias en sus vidas que han generado unas heridas que deben reparar: parte de una historia que quedo truncada.

I.C.: Ambos tienen dos maneras de verlo. Él lleva cinco años en colonia, por razones personales y profesionales, con un punto de vista más práctico y lúcido, mientras que ella se quedó aquí. Viven la situación de dos maneras diferentes, y en esas maneras de ver la realidad también está la película.

J.C.: Como actor estoy teniendo que pensar poco porque el guión es muy claro. Cada frase es muy contundente. Son como piedras que se lanzan con mucha violencia o amor. Hay mucha fuerza en ellas.

"Ayer no termina nunca" Isabel Coixet Javier Cámara Candela Peña

El rodaje

Los tres han hecho alarde de un perfecto entendimiento mutuo a la hora de ponerse en acción. Con la espontaneidad presente en todo momento transmiten la sensación de estar hablando un mismo lenguaje para dar vida a los personajes.

J.C.: La confianza es básica, y está habiendo mucha libertad. Para este proyecto era necesaria una energía basada en libertad más un punto personal, característico de Isabel. ¡De repente se inventa una escena!

I.C.: Me gusta la flexibilidad en el cine. Por ejemplo, moviendo una escena del lugar seleccionado porque con ello se le aporta un punto de vista adicional a la historia. Hay cosas en el guión que luego cambian porque lo mandan las circunstancias. El guión es una guía estupenda pero cuando improviso siento que estoy haciendo las cosas bien, y cuando me ciño totalmente al guión me siento incómoda.

J.C.: Isabel no pierde el tiempo, nunca hay un café de más. Hay una anécdota del rodaje de “La vida secreta de las palabras” (2005). En plena plataforma petrolífera, mientras se estaban ajustando todavía las luces, nos miró y decidió que era el momento de rodar.

I.C.: Esta película se ha rodado con dos cámaras. Nunca lo había hecho y creo que esto la ha enriquecido.

El proyecto

Desde que en 2009 Isabel estrenase su último largometraje de ficción (“Mapa de los sonidos de Tokio”) se había centrado en otros proyectos, como documentales o publicidad. Pero no por deseo expreso, sino debido a una situación que refleja, una vez más, lo complicado que resulta levantar películas desde que se inició la crisis. La consecuencia ha sido la implicación de la propia directora en este film a través de su productora (Miss Wasabi Films), junto con A contracorriente Films.

I.C.: Desde entonces he escrito cuatro guiones más para largometraje y éste era el quinto. Todos los demás proyectos se han parado por H o por B: estar pendientes de subvenciones, cambios continuados de calendario, etc. Y lo que un cineasta necesita es rodar. Así que este proyecto se está haciendo realidad gracias a un equipo maravilloso, muy comprometido y hasta familiar,gracias también a que hemos fijado el calendario y, sobretodo, gracias a unos actores que sé que me siguen gracias a haberse rebajado considerablemente su caché.

I.C.: He aprendido mucho con los documentales, y también que hay muchas cosas que se pueden hacer bien aunque se hagan deprisa. Estas películas no se pueden presentar a un productor hoy en día. Hay veces en que debes hacerlas tú.

"Ayer no termina nunca" Isabel Coixet Javier Cámara Candela Peña

El futuro estreno

La rueda de prensa contó también con la presencia de Adolfo Blanco, de A Contracorriente Films, que según la directora fue otra de las bazas del proyecto al implicarse en él sin leer previamente el guión, de igual manera que Javier y Candela. No pusieron condiciones, apostando por su directora.

Adolfo Blanco: He confirmado en estas primeras semanas que Isabel tiene un tirón internacional brutal. Todos me preguntaban en San Sebastián por la película. Pero además mucha gente nos está pidiendo colaboración y participación en la distribución de la misma. Me atrevo a decir que estará lista en el primer semestre de 2013, pero dependerá de la estrategia internacional y de la combinación de festivales que más convengan.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies