El asco
8Nota Final

Un comic que te deja KO…literalmente.

Si David Cronenberg hiciera comics sería Grant Morrison: simbología sexual, teorías conspirativas y unas dosis de violencia perversa.

Grant Morrison es un guionista escocés que se caracteriza por sus estructuras no lineales y por su interés en relatar una contracultura metafórica del ser humano y de sus relaciones sociales. Tras haber reinventado a los X-Men, a Superman (“All star Superman”) y al universo Batman en “Arkham Asylum”, Morrison certifica en la serie de 13 números de “The Filth” (ahora editada en España por en un solo volumen por Planeta-Vertigo) sus siempre alucinógenas tramas. ¿Sus referencias? Andy Warhol, Ballard, Lynch, Cronenberg o Thomas Pynchon. También ha participado en guiones de video juegos pero es en el campo de la viñeta donde sus “teorías de conspiración” van tomando forma.

Pero… ¿Qué es “El asco”? Buena pregunta. La verdad es que es muy difícil de contestar porque el comic se debe leer (y a lo mejor varias veces) para poder contestar con efectividad. El humor negro y las realidades alternas se mezclan en sus páginas con el metalenguaje simbólico y la violencia más salvaje.

A Morrison está claro que le gusta despistar al lector y que la lectura de sus historias requiere un esfuerzo que muchas veces hace abandonar antes de tiempo. Lo mismo pasa con este comic que nos ocupa: es complicado continuar después de la lectura de los dos primeros episodios porque literalmente…no se entiende nada. Es el esfuerzo en continuar lo que premia Morrison. Poco a poco vamos entrando en un mundo donde Greg Feely, un calvo porno adicto que vive junto a su gato, no es quien pensamos que es. Feely es una parapersonalidad y bajo él surge el agente especial 999 de La Mano (una de las muchas organizaciones que aparecen en la historia, una de las muchas organizaciones que gestionan el mundo: como si el grupo Bilderberg fuera controlado por extraterrestres de Matrix)

El agente Slade entra en el mundo de La Mano y se entera entonces que, a pesar de su amnesia, siempre ha sido parte de esa superorganización “que tiene jurisdicción sobre todas las agencias terrenales”. La Mano es una especie de Gestapo que se encarga, y no es broma, de la higiene social. Y lo hace de una manera oscura, fuera de la ley, con la máxima que el fin justifica los medios.

A partir de entonces la aparición en las páginas de personajes tan siniestros como Dimitri (el chimpancé fumador que es el mejor asesino del mundo) y la Agente Cameron Spector (su forma de hablar y sus globos de voz son dificilísimos de seguir) van a ir haciéndonos entender que se teje en toda esta historia…o al menos lo intuiremos. Lo que si es cierto es que la lectura de “The Filth” es nueva y absolutamente adictiva. La aparición de una realidad alternativa (“La Raja”, donde el tiempo corre 10 veces más rápido) a nuestra realidad lo hace todo mucho más complejo pero también lo llena de interesantes déjà vus: ¿O no tiene “Origen”, la película de Christopher Nolan, algo de esto?

El viejo tema del meta cómic ya tratado por Morrison en otra de sus obras como “Animal Man”, resurge otra vez. Morrison describe las visitas de seres del “mundo real” de La Raja (3 D) hacia el Papelverso (2D) denominación que recibe el mundo bidimensional de una historieta de superhéroes escrita por la nave “Cangrejo Uno“, dirigida por la Capitana Church, una dominatrix al mando de un grupo de chicas vírgenes. Su trabajo consiste en ocuparse de la continuidad de esta meta-historieta que se titula “Status Quórum“, revista leída por varios personajes de El Asco.

El imaginario de William Burroughs irrumpe también de forma descarada en las referencias de Morrison: escritura fraccionada. Las realidades y las tramas confunden al lector pero también a nuestro protagonista que no sabe ni puede descifrar todo lo que está pasando. Es más, casi preferiría volver a ser ese calvo que se masturbaba junto a su gato de las primeras páginas. Hubiera preferido no salir de allí.

Y no, no me estoy volviendo loco: todo eso pasa en las páginas de “El Asco”. Y os aseguro que me dejo muchos detalles…

The Filth es un tebeo inabarcable y extraño que gracias a los dibujos de Chris Weston se hace mucho más grande. La precisión de Weston lo hace todo más imposible de abarcar. Tus ojos de lector te llevan hacia el detalle y te acercan más al caos que pretende Weston para ayudar a Morrison en lo confuso del relato.

Ciencia Ficción…LSD…Phillip K. Dick en estado puro…eso es “El Asco”. Nadie podrá explicártelo. La dimensión desconocida del comic adulto solo para mentes activas. ¿Qué es “El Asco”? Nadie sabe nada


Editorial: Planeta DeAgostini Cómics
Páginas: 320
Precio: 30 €
Guión: Grant Morrison
Dibujo: Chris Weston, Gary Erskine

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies