Voy a intentar contar hoy lo que viví ayer, lo que he escuché y lo que he vi. Si tuviera que eligir tres canciones de Deerhunter para dar cuerpo a estos tres estados, no tengo dudas de que escuché un Revival, sentí un Earthquake y en todo el momento vi Desire Lines que unían todos los elementos comunes del público.

La gente cuidadosamente colocada por la Sala Apolo, no compartía demasiadas conversaciones. Todos estaban esperando respetuosamente la llegada de esos 4 chicos de Atlanta liderados por Bradford Cox. Ellos subieron al escenario tan discretos como sus fans, y sin espacio para grandes presentaciones. De hecho su entrada en escena ha sido tan sublime que el primer single en sonar ‘60 Cycle Hum‘ trajo consigo una atmósfera quebradiza y psicodélica. Anunciando a los presentes que tendríamos por delante una 1h llena de intensidad donde cada canción tendría su proprio lugar, su propia personalidad y todas debían ser entendidas como tal.

El concierto de ayer, protagonizado principalmente por el último álbum “Halcyon Digest”, fue un experimento de rachas sonoras en estado puro. Con su último disco, que al principio parece mucho menos de lo que es, uno no tarda en darse cuenta de que es una obra sonoramente surrealista por su planteamiento y por lo que se oye cada vez que lo escuchas. “Desire lines” sonó ayer como un tema cargado de elementos sospechosos, un single clarísimo para los oídos del público indie.

Todo el protagonismo lo ha llevado Lockett Pundt, guitarrista de Deerhunter y responsable de una parte de guitarra que fue oro en “Desire Lines”, ha quitado sin duda el aliento a algunos. Por su parte, Cox se empeñaba en seguir saltando de melodía en melodía sin que hubiera una pausa de silencio entre ellas, y dejando que precisamente la guitarra fuera el elemento constante que unía el final y el principio de algo extraordinariamente fugaz. Por un momento cerré los ojos y sentí con “Revival” el poder exquisito de un sonido entregado al espíritu de la seducción. Es este un single extraño, muy bueno, con tono destilado, sus preciosos coros y una ligereza que la han convertido en una de las mejores canciones de la noche.

No sé lo que pasa por la cabeza de esos cuatro chicos, pero tengo muy claro que saben lo que quieren. Aunque su último disco es más arriesgado, formal y estilísticamente ordenado, la tendencia de Deerhunter en mi opinión es muy clara, quieren ser una banda de culto; porque sus fans son así de exigentes y saben que tienen el voto de confianza de todos ellos. Los limites a la sonoridad de Deerhunter los ponen quien los escucha. Los fans les ha dado un cheque en blanco y por eso mueven por el campo del indie-noise-art rock como la misma pericia que Lockett Pundt explora su guitarra.

El ambiente cálido de ayer se impuso cuando por fin sonó “Helicopter”, cinco minutos de bruma narcótica, suficientes para dejarnos llevar por esa intensidad ofusca de un mundo perdido entre pensamientos y realidades inconstantes. Como si hubieran robado el tiempo vivido por un sueño tuyo en un mundo muy distante. En todo caso, ‘Helicopter’ es ya una de las grandes canciones de la discografia de Deerhunter.

Quizás, al final, la única intención de Bradford y Deerhunter no fue ni imitar ni innovar, sino capturar y transmitir el espíritu de sus propios mitos. Y lo consiguieron, cargados de colores fucsia, luces rojas que cromatizaron el escenario, con sonido dramático lleno de argumentos y de intensidad. Después de unos bises con tres temas más y una hora y media de concierto esa historia se iba acabando, donde no hubo espacio para heroínas, para los malos o los buenos y tampoco para un final feliz. No me quise despertar de ese sueño y me dejé llevar toda la noche por ese vicio hasta que hoy sábado por la mañana miro la ventada y veo que el concierto de ayer ya está sepultado en mi pasado de emociones.

Setlist
1. 60 Cycle Hum
2. Desire Lines
3. Hazel St.
4. Don't Cry
5. Revival
6. Little Kids
7. Memory Boy
8. Rainwater Cassette Exchange
9. Nothing Ever Happened
10. Helicopter
11. He Would Have Laughed
Bisos:
12. Cover Me (Slowly)
13. Agoraphobia
14. Octet

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies